Como limpiar la nevera y desinfetarla correctamente

El frigorífico y el congelador acumulan bacterias imperceptibles a la vista, debido a las sustancias que desprenden cierto alimentos. Es muy importante limpiar la nevera con frecuencia porque los alimentos que se guardan en ella irán destinados al consumo y sin darnos cuenta podemos estar alargando un nido de gérmenes y moho que mas tarde consumiremos.

También es importante desenchufar por completo la nevera y retirar el electrodoméstico de su estancia habitual, así podremos limpiarla por detrás y quitar la suciedad del suelo y paredes.

Cómo limpiar la nevera por fuera

Tanto si es No-frost como si no, lo primero que debes hacer es desenchufar el frigorífico y moverlo de su zona habitual, dejando el suelo y paredes libres para también poder limpiarlas.

Una vez desenchufada empieza por limpiar al cable con un trapo húmedo. Puedes mezclarlo con vinagre y limón para desinfectarlo.

Por detrás

Ahora vamos a la zona del serpetín o reja trasera que está llena de polvo y seguimos estos pasos:

  1. Coge un cepillo grande con las cerdas tipo pincel
  2. Repasa de arriba hacia abajo todas las rejillas
  3. Retira la suciedad y deja que caiga en el suelo
  4. Repasa con un paño húmedo para asegurar un mejor acabado

Si tienes un aspirador portátil y no consigues eliminar el polvo del serpetín, úsalo para quitar toda la mugre.

Resto del frigorífico

Nuestra recomendación es que prosigas con la limpieza del interior y dejes para lo último la zona externa, vas a estar en contacto con productos químicos y posiblemente dejes huellas marcadas que no son estéticas. Para limpiar por fuera, ésto es lo que tienes que hacer:

  1. Ponte guantes protectores
  2. Crea una mezcla de agua con un chorro de amoniaco
  3. Sumerge la bayeta en la mezcla y escurre
  4. Frota por la superficie externa de la puerta y laterales
  5. Repasa con un paño húmedo solo de agua
  6. Con un trapo seco, quita todos los restos

Cómo limpiar y desinfectar la nevera por dentro

En esta parte debes tomar especial atención a la limpieza exhaustiva del interior, pues quedan restos de alimentos que provocan malos olores, bacterias y moho.

Ten en cuenta que una vez limpio, vamos a guardar los alimentos que consumiremos en días posteriores y queremos evitar que la comida esté en mal estado, por lo tanto, la calidad y durabilidad de los alimentos depende directamente de la desinfección del frigorífico.

como limpiar y desinfectar la nevera por dentro

Lo primero es sacar las bandejas de dentro y de la puerta y lavarlas a parte. Puedes lavarlas en la bañera si no caben en el fregadero y seguir los trucos para limpiar cristales.

Si las bandejas cuentas con un borde o ranura, ayúdate con un cepillo para desiscrustar la comida pegada. Ahora deja las bandejas a parte y procede con la limpieza del interior.

Que vas a necesitar:

  • Un atomizador o pulverizador
  • Bicarbonato
  • Vinagre
  • Lava-vajillas o lavaplatos
  • Agua
  • Estropajo de doble cara

Mezcla un chorro de vinagre con 2  cucharadas de bicarbonato en el atomizador y añade un poco de lavavajillas, rellena con un vaso de agua. Ésto puedes hacerlo a ojo en función del tamaño de tu nevera.

Pulveriza todo el interior del frigorífico y déjalo actuar durante 15 o 20 minutos, esto nos va a ayudar a despegar la grasa y suciedad acumulada para poder limpiar con facilidad.

Ahora frota todo el interior del frigorífico con el estropajo con la parte que no araña y asegúrate de llegar a todos los rincones. Si hay comida reseca o moho, prueba a frotar con el cepillo.

Con un cepillo mas pequeño limpia las ranuras y esquinas del interior. También aprovecha y pasa el cepillo por las gomas y si quieres darle un aspecto mas blanco, añade pasta de dientes.

Coge un paño húmedo y aclara la mezcla. Tendrás que escurrir varias veces la bayeta para evitar que se quede cualquier tipo de resto.

Ahora coloca las bandejas y compartimentos del interior y déjalo abierto para que se seque del todo.

Como limpiar el congelador

Si tu nevera es combinada, americana o de dos puertas, tendrás que aprovechar la limpieza de la nevera para desinfectar el arcón del congelador. En este caso debes saca todos los alimentos y esperar a que se descongele por completo hasta que el hielo desaparezca.

En el caso de que tu nevera sea de una puerta significa que tienes el congelador a parte. Para limpiar el congelador, debes seguir los mismos pasos solo que el tiempo de espera será mayor, hasta que no haya escarcha en las paredes.

Limpiar el suelo y paredes

Ya que has sacado la nevera de su posición habitual, aprovecha para limpiar el suelo y las paredes. Si lo tienes instalado cerca de la vitrocerámica, los restos de humo que se produce al guisar se impregnan en las paredes, provocando que la grasa se acumule.

Nuestra recomendación es que utilices la misma mezcla anterior y pulverices las paredes y el para desincrustar la suciedad impregnada. Déjalo actuar unos minutos y retira con un paño húmedo.

Aprovecha el cepillo para frotar las ranuras del suelo (en el caso de que tengas) y deja actuar otros minutos. Después friega el suelo con una fregona y sécalo.

Ya tienes todo listo para colocar tu nevera limpia y reluciente.