Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo lavarse los dientes y cepillarlos de forma correcta

como lavarse los dientes de forma correcta

Consideramos que una sonrisa perfecta y sana es aquella con unos dientes fuertes, limpios y blancos. Cada vez son más las personas que desean presumir de una sonrisa perfecta, no sólo por salud sino también por su aspecto físico, y para ello es necesario mantener una correcta higiene y limpieza bucal.

Esto no sólo se consigue yendo al dentista. Además de visitar a tu odontólogo, hay unos hábitos necesarios que debes hacer con regularidad en tu día a día y que influirán en la apariencia de tus dientes. A pesar de que limpiarse los dientes es un acto rutinario que llevamos haciendo desde niños, muchas veces no lo hacemos de la forma correcta.

A menudo, por pereza o falta de tiempo nos limitamos a cepillar los dientes y solamente nos enfocamos en la parte frontal. Grave error, hay que cepillar todas las caras de los dientes, tanto exteriores e interiores. Además, una correcta limpieza bucal empieza por usar primeramente el hilo dental.

Sí, has leído bien. Será más efectivo si utilizas antes de cepillar los dientes el hilo dental porque te ayudará a retirar toda la placa y residuos que se acumulan tras las comidas.

A continuación te explicamos paso a paso.

¿Es aconsejable lavarse los dientes con hilo dental?

El hilo dental está destinado a eliminar los restos de comida y bacterias acumulados entre los dientes, al ser un hilo de un grosor fino llega a los rincones que el cepillo de dientes no llega. Eso sí, no debes abusar del hilo dental para limpiar tu dentadura pues podrías dañar las encías y provocar que sangren.

  • Corta un trozo del hilo dental. Unos 40- 50 centímetros será suficiente.
  • Pasa el hilo entre los dientes, deslizando en un movimiento de vaivén o de sierra. Al contacto con la encía, desliza con cuidado.
  • Rodea cada diente con el hilo dental y realiza el mismo movimiento. Asegurate de pasar el hilo por todos los dientes realizando los movimientos indicados.
  • Recuerda que es importante que deslices el hilo usado hacia el lado opuesto de tal forma que siempre emplees hilo limpio para cada espacio entre dientes.
  • Enjuaga la boca con agua para eliminar los restos de comida. También puedes usar un colutorio bucal con flúor para terminar la higiene.
es aconsejable usar hilo dental

Si te estás sometiendo a un tratamiento de ortodoncia y usas brackets, lo único diferente que deberás hacer es pasar el hilo dental por el arco antes de limpiar los espacios entre dientes.

Los brackets favorecen a la acumulación de sarro y placa entre los dientes, por ello existen en el mercado hilos dentales especiales para ortodoncia. Estos hilos tienen una zona un poco más rígida que es la que debes pasar por el arco.

Cómo lavarse y cepillarse los dientes de forma correcta

Lo primero que debes tener en cuenta es que tu cepillo de dientes esté en buen estado y limpio. Si el cepillo es manual o eléctrico es indiferente, ambos usados de la forma correcta son efectivos para lavarse los dientes. Eso si, está demostrado que el cepillo eléctrico es mas eficiente en cuanto al tiempo empleado y a la larga lo notaremos en la apariencia de los mismos.

  • Añade una pequeña cantidad de dentífrico en el cepillo. Con una cantidad del tamaño de una almendra o incluso menos, bastará. Algunas pastas de dientes con poco que eches cunden muchísimo.
  • Cepilla las caras exteriores de los dientes superiores. Para ello coloca el cepillo de forma perpendicular al diente e inclinado levemente hacia la encía. El cepillado debes ser en movimientos circulares sin hacer mucha presión y de manera suave para que tus encías no sufran.
  • Cepilla las caras interiores de los dientes. Si empiezas por la parte posterior de la boca, lo ideal es que realices movimientos circulares hasta llegar a los colmillos. Para cepillar los colmillos haz un cepillado de barrido usando todo el cepillo de colmillo a colmillo.
  • Una vez has limpiado y cepillado los dientes superiores, limpia los inferiores de la misma forma. Pon el cepillo en perpendicular al diente y limpia las caras exteriores, interiores y finaliza con los molares.
  • Este proceso de limpieza con el cepillo debe durar entre 2-3 minutos aproximadamente.
como lavarse los dientes con aparato dental brackets

Recuerda que debes cambiar tu cepillo o el cabezal del eléctrico cada tres meses o antes si ves que éste empieza a estar desgastado y en mal estado.

Cómo lavarse la lengua correctamente

La lengua es la gran olvidada, es una zona donde se acumula gran cantidad de restos de alimentos y bacterias. Muchos problemas bucodentales como halitosis o mal aliento pueden venir derivados de una deficiente higiene de la misma.

De hecho, aproximadamente un 45% de los casos de mal aliento se debe a un problema de lengua saburral, comúnmente podemos llamarlo como lengua sucia.

Para evitarlos te recomendamos que utilices un raspador lingual. Es un objeto sencillo de utilizar y económico. Además está diseñado para llegar a todas las zonas de la lengua y eliminar toda la suciedad, por tanto se convierte en un gran aliado para una limpieza dental profesional.

Es aconsejable que lo utilices una vez al día y a ser posible siempre por las mañanas que es cuando hay una mayor concentración de gérmenes en la boca debido a que por la noche mientras duermes, no hablas y apenas salivas.

  1. Con la lengua fuera, sostén el raspador lingual firmemente con la mano y recorre toda la superficie, desde la parte interna a la externa. Siempre en esta dirección para llevar la suciedad y restos de alimentos hacia el exterior de la boca.
  2. Lleva el raspador lingual tan atrás de la lengua como sea posible. Si al principio te cuesta porque te dan náuseas hazlo de una forma que te sientas cómodo, a medida que lo vayas usando podrás colocarlo en un área más profunda sin sentir esas náuseas o molestias.
  3. Repite este proceso entre tres y cuatro veces y enjuaga el raspador lingual con agua después de cada pasada. De esta forma te aseguras que en la siguiente pasada hayas retirado los restos de suciedad extraídos.
  4. Lávalo una vez hayas acabado y guárdalo junto a tu rutina de cepillado y limpieza bucal para no olvidarte nunca de utilizarlo.

Para finalizar, el último paso de cualquier limpieza dental es enjuagar la boca y los dientes con un colutorio bucal. Tienes diversidad de antisépticos bucales en el mercado, debes escoger el que más se ajuste a tus necesidades. Bastará con que en un vasito pongas la cantidad de 5ml y realices gárgaras además de mover el colutorio por toda la boca durante unos treinta segundos.

Todos estos sencillos pasos de limpieza son clave para lucir una bonita sonrisa y que tu boca y dientes estén sanos y saludables. Acude a tu dentista al menos una vez al año para realizarte una limpieza de dientes más a fondo por parte de un profesional.

Invertir en prevención e higiene es una de las mejores decisiones que puedes tomar para cuidar de tu salud bucodental.