Cómo limpiar el acero inoxidable manchado

El acero inoxidable es un metal que principalmente se compone por la aleación de hierro y carbono y otros compuestos como el cromo, níquel y molibdeno y que está presente en mucho aparatos y electrodomésticos de nuestro hogar.

En función de su utilidad se pueden encontrar diferentes tipos de acero inoxidable, los que encontramos en nuestra vida cotidiana se caracterizan por tener un brillo especial que hacen que la pieza aparezca como nueva y reluciente cada día.

Por qué es importante limpiar el acero inoxidable

Si no cuidamos su limpieza puede llegar a perder ese brillo y además debemos prestar atención a los productos de limpieza así como los materiales que utilizamos, algunos pueden corroer la superficie y estropearla por completo.

El acero inoxidable es muy utilizado en utensilios de cocina tales como sartenes, hornos y frigoríficos, que tiene una elevada resistencia a la corrosión. Esta resistencia puede verse afectada si la superficie está manchada con grasa u otros restos ¿por qué?

Muy sencillo, la presencia del cromo en contacto con el oxígeno provoca una reacción creando una capa protectora en el material y si esta capa no está debidamente limpia, la capa protectora se ve deteriorada.

Manteniendo una limpieza adecuada estamos prolongando la vida de todos los utensilios que están compuestos por acero inoxidable, además de dar un aspecto de «nuevo» y brillante después de cada sesión.

Cómo quitar las marcas y huellas

Para una limpieza muy básica en la cual queramos eliminar las huellas de la superficie, tan solo tendremos que echar mano de limpia-cristales. Aplicamos el líquido en la superficie y limpiamos con un paño suave y seco, haciendo círculos, hasta la eliminación total de las marcas.

Otro truco eficaz es rellenar un recipiente con agua y agregar un chorro de amoniaco, además de eliminar marcas estaremos limpiando profundamente la superficie. Para un mejor acabado, repasar con un paño de microfibras seco, hasta dejar el material reluciente.

Cómo limpiar el acero inoxidable quemado

⚠️ Lo que debes evitar
  • Productos químicos agresivos
  • Materiales que raspen la superficie

A todos se nos ha quemado una sartén cocinando o nos hemos despistado con el tiempo a la hora de cocinar y hemos estropeado (o eso parece) nuestra herramienta de hacer comida.

Lo primero que se nos ocurre es echar mano del estropajo y eliminar los restos de quemadura, sin embargo, es lo peor que podemos hacer. De esta forma conseguirás eliminar las quemaduras del acero inoxidable pero también habrás estropeado la capa que caracteriza su funcionalidad.

Es como si para limpiar el parquet de una mancha bien incrustada, te ayudas con un raspador, por supuesto que la mancha desaparecerá, después de haberte llevado medio suelo y el brillo natural del mismo, si no lo harías en este caso ¿por qué hacerlo cuando se nos quema la comida?

🔘 #1. Agua caliente y jabón

Es el remedio menos agresivo y mas eficiente para eliminar los restos de quemaduras. No es instantáneo, en los casos mas graves tendrás que repetir el proceso varias veces.

  • Llena el recipiente de agua
  • Déjalo en el fuego hasta llevar a ebullición
  • Añade unas gotas de jabón de vajillas
  • Añadir la piel de un tomate pelado
  • Espera a que hierva unos 15 minutos
  • Apaga el fuego
  • Frota con una esponja lisa

Comprueba cuanta cantidad de quemadura se ha eliminado. Si todavía hay mucho acero quemado, repite el proceso las veces que haga falta. La piel del tomate contiene ácidos que ayudan a mantener las propiedades del acero inoxidable.

Otro truco es echar una gotas de jabón en el recipiente, llenarlo de agua caliente y dejarlo actuar toda la noche, de esta manera no tendremos que estar pendiente de apagar la vitrocerámica o los hornillos.

🔘 #2. Vinagre blanco y bicarbonato

Cómo no íbamos a nombrar a nuestra mezcla favorita para limpiar, desincrustar y desinfectar. En este caso lo podemos aplicar antes del jabón y agua caliente, para asegurar que ya hemos despegado la grasa mas rebelde.

  • Pulveriza la superficie quemada con vinagre
  • Añade bicarbonato
  • Deja actuar unos minutos
  • Aclara y repite el proceso

Si consigues eliminar las quemaduras mas persistentes te recomiendo dejar en remojo durante toda la noche con agua caliente y jabón. Si al día siguiente las manchas persisten, puedes aplicar el paso #1 con agua hirviendo y jabón.

🔘 #3. Refresco de Cola

Conocido por sus poderes para desatascar tuberías, puede ser un gran aliado para eliminar la grasa mas incrustada. En este caso, la Cola será mas efectiva en su estado natural ya que los componentes junto a su poder burbujeante es lo que provoca la reacción para desatascar, en este caso la suciedad quemada.

Antes de recurrir a cualquier producto químico para elimina las manchas mas persistentes, te recomendamos que apliques cualquiera de éstos trucos.

🔘 #4. Vinagre hervido

Para aquellos restos negros que quedan en el fondo de ollas y sartenes hay un remedio eficaz que consiste en diluir un chorro de vinagre dentro del recipiente, llevarlo a ebullición y dejarlo reposar.

Otro remedio que seguro no conocías es cubrir toda la superficie con piel de patata, poner a hervir y dejar reposar durante toda la noche. La piel de la patata ayuda a «absorber» la grasa y las quemaduras que pensábamos no desaparecerían nunca.

Formas de quitar la grasa del acero inoxidable

En el caso de que sea grasa quemada, recomendamos aplicar los trucos anteriores. Podemos echar mano de un cepillo de cerdas blandas para ayudar a su eliminación. Si la grasa es mas reciente podemos eliminarla fácilmente de las siguientes formas:

✔️ Agua caliente y jabón

Si utilizamos solo agua, estaremos esparciendo la grasa y dificultado su eliminación es por ello que debemos echar mano del jabón que usamos para limpiar los platos.

  • Mezcla agua caliente con jabón
  • Usa una esponja suave (la cara blanda del estropajo)
  • Sumerje la esponja en la mezcla
  • Esparce con agua y jabón toda la superficie
  • No tengas reparo en echar demasiado, solo es agua
  • Deja actuar unos minutos
  • Retira poco a poco
  • Seca la superficie con un paño seco

En el caso de que sean materiales mas pequeños, prueba a sumergirlos en esta mezcla durante unos minutos e incluso horas, de esta manera estarás ahorrando agua y trabajo de limpieza.

✔️ Agua caliente y bicarbonato

Antes de probar la mezcla estrella de vinagre con bicarbonato, vamos a mezclar en un recipiente, agua y bicarbonato a partes iguales. Removemos la mezcla hasta conseguir una especia de pasta y la repartiremos por toda la zona que contenga grasa.

Dejamos actuar durante 20 y 30 minutos y frotamos con un cepillo de cerdas blandas, en mi caso, guardo los cepillos de dientes viejos para estas ocasiones pero si necesitas uno mas grande puedes comprar un cepillo de nailon.

Si puedes, remoja la superficie con agua caliente para eliminar toda la grasa, sino, tendrás que quitar la mezcla con un paño húmedo y con cuidado de no arañar la superficie.

Para grasa muy incrustada te recomendamos acudir al viejo amigo de vinagre + bicarbonato de sodio, frotando con un cepillo que no provoque arañazos y cociendo con agua caliente y jabón si hiciera falta.

En función de la pieza y la mancha, puede funcionar un método u otro, solo es cuestión de ir probando desde los menos dañinos hasta los mas potentes y siempre desaconsejamos utilizar productos de limpieza con agentes químicos.