Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Como limpiar y desinfectar brochas de maquillaje

Millones de personas se maquillan cada día como parte de su rutina diaria, para verse mejor y para resaltar la belleza personal. Usamos diversos utensilios como el pintalabios y la máscara de ojos pero el más imprescindible es la base del maquillaje y los diferentes pinceles que nos ayudan a dejar un acabado profesional.

Es muy importante limpiar las brochas de maquillaje al menos una vez cada dos meses, no importa si la usamos para el colorete, cómo iluminador, para difuminar o como corrector, todas se ensucian y no queremos llenar nuestro rostro con restos anteriores.

Por qué debemos limpiar las brochas

Como todo en la vida, las brochas acumulan suciedad y maquillaje de usos anteriores, lo que provoca acumulación de bacterias y un rendimiento cada vez mas nulo.

como limpiar pincel de maquillaje labios

No es necesario limpiar los pinceles después de cada uso, pero ten en cuenta que con el paso del tiempo el make-up se queda reseco en las cerdas y nos dificulta obtener un acabado perfecto.

Además, si tienes un rostro con la piel sensible no te favorece nada que las brochas estén sucias ya pueden acumular bacterias y hongos. De nada sirve limpiar bien la cara si no atendemos la higiene de los utensilios.

No importa el tipo de pincel que tengas, si es de Primor, KIKO, Mac o Amazon o si te lo has comprado porque lo patrocina Isasaweis, debes seguir unos pasos para limpiar correctamente las brochas.

Pasos para limpiar una brocha de maquillaje

Lo mas sencillo para limpiar una brocha burlesque es utilizar un brushegg o en su defecto, un cepillo de silicona para perros, los que se usan para quitar el pelo de mas.

Seguro que lo habéis visto en mas de una ocasión y os habéis preguntado para qué sirve. Pues bien, es muy efectivo y rápido y además se puede adquirir a un precio económico.

1. Moja la brocha

Coloca el pincel debajo de grifo o llena un cuenco con agua y sumerge las cerdas hasta que se hayan empapado por completo

2. Humede el brushegg

Echa agua en la superficie rugosa y rocía con un poco de jabón líquido. Se recomienda usar jabón Ph neutro o champú para bebé hipoalergénico en su defecto. Puedes comenzar con lava-vajillas y hacer un segundo lavado con éstos últimos.

3. Frota la brocha contra el brushegg

Es hora de frotar con ganas las cerdas del pincel contra la pared rugosa del cepillo o alfombrilla limpiadora. Si el maquillaje es muy consistente, repite el proceso las veces que sean necesarias.

4. Usa bicarbonato de sodio

Con el pincel ya limpio, echa un poco de bicarbonato en el brushegg humedecido y frota las brochas de la misma manera. De ésta manera aseguras la correcta eliminación de hongos.

5. Seca las brochas

Dejas las brochas al aire para que se sequen de forma natural, si usas toallas o papel absorbente dejarás restos en el pincel y eso es precisamente lo que queremos evitar.

Cada cuanto tiempo se limpian las brochas

Esta decisión ya es algo mas personal, depende sobre todo del uso y la frecuencia con que te maquilles. No es lo mismo una persona que se maquilla cada día (incluso varias veces) que otra que se maquilla con cierta frecuencia (pocos días a la semana).

También influye en tipo de cerdas, si es pelo sintético (vegano) o pelo natural de animal, éste último requiere de mas cuidados. Nosotros siempre recomendamos maquillaje y materiales veganos, además de requerir menos cuidados, no han sido fabricados a costa del maltrato animal.

En cualquier caso se recomienda limpiar las brochas de maquillaje cadados meses. Haz una limpieza profunda y deja tus pinceles listos para el siguiente evento.