Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar cobre muy sucio

como limpiar cobre muy sucio

Antiguamente el cobre estaba muy presente en utensilios u objetos de cocina. Era fácil encontrar en cualquier hogar una olla o un cazo hecho de este material. En la actualidad, se ha ido sustituyendo por el acero inoxidable y es probable que no tengas muchos objetos de cobre, pero en el caso de que conserves alguno, es importante que sepas cómo limpiar tus piezas de cobre puesto que sigue siendo un material muy valorado.

El cobre suele empañarse y opacarse. Aparecen manchas de un tono verdoso oscuro que son la señal indicada de que no debes utilizar esos objetos hasta que estén limpios. Esa suciedad se hace evidente enseguida, por eso cuando veas que empieza a tener ese aspecto de oxido verdoso debes limpiarlo inmediatamente.

¿Cómo saber si es cobre, latón o bronce?

El cobre puro es rosa o rojizo, aunque se puede teñir de rojo, naranja o verdoso. El latón es amarillo y suele tener un color brillante parecido al amarillo oro. El bronce es muy parecido al cobre aunque tiende a verse mas apagado y oscuro, semejando madera muy oscura. Mantén el metal en tu mano para determinar su peso.

como saber si es cobre

Ahora, ¿Cómo puedo saber si el instrumento que voy a limpiar es de cobre? Primero de todo, debes tener claro si el utensilio que vas a limpiar es cobre barnizado o no. Muchos de estos objetos tienen una capa de laca protectora o barniz.

Para saberlo bastará con que prepares una mezcla de vinagre blanco y bicarbonato. Con la ayuda de un algodón empapado en la solución y en un lugar poco visible, deberás frotar suavemente. Si ves que se limpia con relativa facilidad y la mancha desaparece, podrás hacer su limpieza con ingredientes más agresivos. De lo contrario, si la pieza de cobre está barnizada deberás únicamente lavarla con agua tibia y jabón y ser mucho más cuidadoso.

Limpiar cobre con bicarbonato

Ese tono verde que coge el cobre puede ser igual de corrosivo que el óxido. Para limpiarlo necesitarás una cucharada de harina, bicarbonato y sal. Y el jugo de un limón.

  1. En un cuenco, mezcla todos los ingredientes menos el limón.
  2. Mezcla bien la harina, el bicarbonato y la sal.
  3. Una vez tengas una pasta homogénea, agrega el jugo del limón.
  4. Remueve de nuevo la mezcla hasta formar una pasta que será la que utilices como limpiador.
  5. Aplica esa pasta limpiadora en cada mancha verde y frota con un paño hasta eliminar todos esos restos de corrosión.
  6. Una vez limpio, aclara con agua tibia y asegúrate de secar bien el objeto o utensilio de cobre para que no queden restos de humedad.

Otra forma y opción fácil de limpiar y pulir el cobre es con sal, vinagre y harina.

  1. Coge una cuchara de sal, una de harina y un poquito de vinagre blanco.
  2. Mezcla en un bol todos los ingredientes hasta que veas que obtienes una pasta espesa y homogénea.
  3. Aplica la pasta limpiadora que has hecho encima de la mancha verde y con un trapo limpio y seco frota en movimientos circulares hasta eliminarla en su totalidad.
  4. Aclara con agua tibia y seca con un paño limpio. Asegúrate de que no queden restos de agua o humedad.

En el caso de que la suciedad sea de esa que está muy incrustada, puedes dejar el utensilio de cobre en remojo durante unos minutos en vinagre caliente y dos cucharas soperas de sal. Con este sencillo paso consigues que la mancha incrustada se ablande y puedas limpiarla después con la mezcla que anteriormente te hemos explicado.

Como limpiar cobre con Ketchup

Quizás al leer la palabra ketchup crees que nos hemos vuelto locos, y nada más allá de la realidad. El ketchup puede ser tu gran aliado a la hora de limpiar tus objetos de cobre. Gracias a su composición de vinagre y ácidos facilitará la labor de limpieza de todas esas manchas y suciedad. El truco del ketchup ya lo hemos utilizado para limpiar otros utensilios de cocina y ¡funciona!

limpiar cobre con ketchup

Para ello sólo deberás extender, con la ayuda de un trapo limpio, un poco de ketchup en la parte del utensilio o pieza de cobre que quieras limpiar. Déjalo actuar durante unos minutos. Los ácidos de la salsa irán ablandando la suciedad y el corrosivo. Una vez pasado el tiempo frota con movimientos circulares para eliminar las manchas del todo. Enjuaga con agua tibia y retira cualquier resto de ketchup y suciedad incrustada y con un paño limpio, seca el objeto sin dejar rastro de agua o humedad.

Limpiar utensilios de cobre con ácido muriático

El ácido muriático es un producto químico también llamado ácido clorhídrico. Gracias a su composición y su fórmula química te va a facilitar la limpieza del cobre y te ayudará a eliminar esas manchas verdes de corrosión y a dejar tus piezas de cobre como nuevas. Te recomendamos proteger tus manos con unos guantes de látex y seguir éstos pasos:

  1. Debes usar un poco de esta solución con un cepillo de dientes que tengas viejo y no utilices.
  2. Frotar suavemente en la mancha verde del cobre hasta eliminarla por completo.
  3. Aclarar con agua tibia el utensilio de cobre.
  4. Como último paso, sécalo bien sin dejar rastro de agua o humedad.

Cómo proteger y mantener el cobre

Para una limpieza de mantenimiento habitual sin tener que llegar al extremo, puedes seguir éstos consejos. El cobre es un material sensible a la humedad y al contacto con el aire y su deterioro es inevitable. Debido a estos dos factores el cobre puede ensuciarse y oxidarse. Como ya te hemos ido explicando a lo largo de este artículo, esas manchas verdes corrosivas pueden resultar tóxicas y de ahí la vital importancia de mantenerlo siempre limpio y en perfecto estado.

🍋 Utiliza un limón cortado en dos.

Directamente puedes frotar el limón en la olla de cobre o el utensilio que tengas para limpiar. Al friccionar la cáscara del limón y el mismo ácido que va soltando la pulpa, irá eliminando cualquier suciedad o mancha que haya. Una vez limpio, enjuaga bajo el grifo con agua tibia y sécalo a conciencia.

🏆 Aceite de linaza:

Protege tu pieza de cobre y evita que adquiera ese color verde. Sólo necesitas aceite de linaza y un poquito de algodón.

  • Impregna aceite de linaza en el algodón
  • Utiliza ese algodón y pásalo suavemente por toda la pieza u objeto.
  • Con el algodón evitas rayar el utensilio y extender bien el aceite. Así conseguirás crear una fina capa protectora.
  • Elimina con un paño limpio los excesos de aceite de linaza y de esta forma acabas de pulir bien la pieza para que quede protegida al contacto con el aire.

Como ves, es un paso sencillo que garantiza que tu objeto de cobre no absorba humedad y que tarde más en oxidarse y mancharse.

Cómo sacar brillo al cobre sin estropearlo

Si quieres que tu utensilio de cobre luzca reluciente y brillante como cuando lo compraste, apresúrate y coge un papel de periódico. Haz de éste una bola y pule el objeto frotando el papel de periódico en movimientos circulares y a conciencia. De esta manera conseguirás darle el mismo brillo que el primer día. Desde aquí, deseamos que todos estos consejos te sirvan de ayuda y saques el máximo partido a