Como limpiar los divertículos y aliviar el dolor

La diverticulitis es una condición en la cual se inflaman unas pequeñas bolsas que se encuentran en el interior del intestino o el Colon, creando malestar intestinal en el paciente.

Los divertículos son esas pequeñas bolsas que se encuentran en el interior de las paredes intestinales y que cuando se inflaman, provocan diverticulitis.

Aunque una persona tenga diverticulitis, se pueden limpiar los divertículos o evitar que esa inflamación vaya a más, especialmente siguiendo una alimentación variada, rica en fibra y evitando productos de origen animal.

¿Por qué se inflaman los divertículos?

La causa principal es la alimentación baja en fibra y alta en alimentos procesados de origen animal, escasez del consumo de frutas, vegetales, legumbres y granos enteros.

Las personas que no consumen fibra o suficiente agua, a menudo sufren problemas de estreñimiento, cuando acuden a “evacuar”, la fuerza originada para su expulsión también puede causar la inflamación de las bolsas intestinales por lo que, en mayor medida, este síntoma depende de la mala alimentación.

En países desarrollados como Estados Unidos, se estima que la mitad de la población tiene los divertículos inflamados, sin embargo, la mayoría de estas personas no lo notan. Debe prestarse atención pues en los casos más graves requiere de hospitalización.

Cómo limpiar los divertículos

Cabe recalcar que, si se tiene la mínima sospecha de hacer mal las digestiones, sentir hinchazón en el abdomen, tener diarrea o estreñimiento constante sin causa aparente, debes acudir a tu médico de cabecera para un mejor diagnóstico.

Mientras tanto se recomienda tener una correcta alimentación rica en fibra, frutas, vegetales y granos enteros y evitar los alimentos procesados, rebozados, los productos de origen animal, las grasas saturadas y la bollería industrial.

Si tu caso de diverculitis no requiere de medicación (bajo prescripción médica) debes tener en cuenta que cuanto menos trabajo tenga el intestino, mejor recuperación tendrá y esto viene dado en función de la dieta.

Alimentos recomendados:

Se recomienda comenzar con caldos (de vegetales, por ejemplo) o con purés simples (de patata, zanahoria).

Unos días después se pueden introducir frutas, vegetales y granos enteros (avena, arroz, legumbres), cocidos de manera simple.

Se puede consumir dieta blanda similar a la que se recomienda con gastroenteritis como arroz cocido, huevo duro, yogur natural, pasta y fideos.

Prueba alimentos veganos como el seitán, hummus o la quinoa, quizás puedas introducirlo en tu dieta habitual y dejar de lado por completo aquellos más perjudiciales.

Evitar:

  • Frituras, adobos, freiduras
  • Bollería industrial
  • Todo alimento que contenga grasas saturadas como chocolate, mantequilla, carnes de cerdo y vaca, leche entera, etc.
  • No confundir con las grasas mono-poliinsaturadas, éstas son recomendables como las nueces, semillas de girasol, aguacate, olivas o tofu.