Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Como limpiar el horno paso a paso

El horno es un electrodoméstico de cocina que debe ser limpiado y desinfectado con frecuencia, pues en él introducimos alimentos que pasarán a nuestro organismo. Ocurre lo mismo que con el microondas, el cual debe ser limpiado después de cada uso, aunque por falta de tiempo muchas veces lo dejamos para más adelante.

Si tienes un pulverizador vacío te recomiendo echar mano de él para una limpieza más cómoda y eficaz. También te servirá un recipiente para mezclar los productos.

⚗️¿Cómo limpiar el horno fácilmente?

Productos Naturales

Si el horno tiene poca suciedad se puede limpiar con productos naturales sin necesidad de mezclarlos entre sí, en el caso de que la suciedad sea más persistente se recomienda mezclar bicarbonato con limón o con vinagre.

#1 Limón

El limón es un desinfectante y desengrasante natural que nos ayuda a limpiar en casa sin necesidad de utilizar productos químicos.

Puedes hacerlo de dos maneras diferentes:

  1. Parte 3 ó 4 limones y échalos en un recipiente con agua. Ponlo a calentar a la máxima potencia durante 20 ó 30 minutos dependiendo de la potencia del horno. Una vez terminado deja reposar los vapores que ha soltado el limón y abre el horno cuando no esté caliente. Retira el recipiente y limpia con ayuda de un trapo húmedo o estropajo en el caso de que la suciedad sea profunda.
  2. Exprime el jugo de 3 ó 4 limones y viértelo en un recipiente grande con agua. Repite el mismo procedimiento anterior y termina limpiando con un trapo o estropajo.

La rejilla se puede sacar y limpiar aparte. Si no está muy sucia, bastará con frotar con el estropajo y lavavajillas, en el caso de que la suciedad esté incrustada sigue leyendo.

#2 Vinagre

El vinagre se ha conocido desde tiempos lejanos como el principal desinfectante y limpiador, seguro que conoces a alguien de tu familia de generaciones pasadas que ha usado el vinagre para limpiar suelos.

El truco para hacer una limpieza profunda es el siguiente:

  • Echa mano de un pulverizador vacío y mezla 2/3 de agua con 1/3 de vinagre. Para un mayor efecto, añade dos cucharadas de bicarbonato y espera unos minutos antes de cerrar el recipiente.
    Pulveriza el interior del horno a conciencia, especialmente en las esquinas, ponlo a calentar a media temperatura 120-130º durante 10 minutos. Cuando se haya enfriado, toda la suciedad debe haber quedado blanda, facilitando la limpieza. Quita todos los restos con ayuda de un trapo húmedo y déjalo abierto hasta que se ventile.

#3 Bicarbonato

El bicarbonato mezclado con vinagre es un viejo truco conocido para desatascar y limpiar tuberías (enlace), es por ello que se utiliza también para deshacernos de la suciedad más profunda, además de ello estaremos asegurando una desinfección por completo.

Si odias el olor a vinagre puedes sustituirlo por el limón, dejará tu horno reluciente y un aroma natural.

En el caso de que no quieras hacer mezcla, prueba a echar 4 cucharadas de bicarbonato en ¼ de litro de agua. Introduce el líquido en un atomizador y pulveriza sin miedo en todas las superficies del horno.

Si la suciedad es persistente es aconsejable dejarlo actuar toda la noche, al día siguiente solo tendremos que quitar los restos sin necesidad de frotar, con ayuda de un paño o bayeta.

  • El bicarbonato se puede sustituir por levadura, pero este truco no nos gusta tanto ya que requiere de más cantidad de levadura y los resultados no son tan evidentes.

🔫 ¿Cómo limpiar el horno con mucha grasa?

En este caso recomendamos utilizar la mezcla natural de vinagre con bicarbonato y dejar actuar durante toda la noche. Si no conseguimos eliminar la suciedad incrustada podemos repetir este proceso todas las veces que sean necesarias hasta conseguir el resultado deseado.

Para terminar el proceso de limpieza puedes echar mano del amoniaco ya que desinfecta y proporciona una limpieza eficaz.

Solo necesitas un recipiente con agua y un chorro de amoniaco, moja y escurre un trapo y frota el interior del horno, después pasa un trapo seco y deja la puerta abierta para que se ventile.

💧 Limpiar la puerta del horno

Aprovecha los restos de las mezclas anteriores para limpiar la puerta del horno. En su mayor medida es cristal por lo que será mucho más fácil eliminar la suciedad incrustada.

La mejor forma de dejar un cristal reluciente es pasar un trapo húmedo con amoniaco o un limpiacristales común y secar con un trapo o un papel de periódico, sí, éste último es recomendable para limpiar cristales y no dejar marca, además el cristal quedará reluciente.

Productos químicos

Siempre apostamos por productos naturales y poco abrasivos, aunque si lo prefieres puedes echar mano de productos específicos para limpieza de horno.