Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar el jacuzzi de interior y exterior

como limpiar el jacuzzi

Si tienes un jacuzzi en casa ¡enhorabuena! es la mejor forma de desconectar del día a día y relajarte por completo después de largas jornadas laborales.

Los jacuzzi de interior y exterior requieren de unos cuidados específicos y es importante tener en cuenta algunos consejos básicos para hacer una correcta limpieza del mismo.

No debes olvidar limpiarlo a fondo y desinfectarlo, puedes realizar la tarea de limpieza cada quince días. Para evitar la proliferación de microorganismos y malos olores te recomendamos que hagas la limpieza de forma manual siguiendo los pasos siguientes. De esta forma conseguirás una labor de limpiado excelente y conservarás el jacuzzi en buen estado por mucho más tiempo.

Pasos para limpiar el jacuzzi de interior

Primero de todo debes saber que no todos los jacuzzi son iguales, existen infinidad de modelos y cada uno especifica en su manual qué productos van mejor para su limpieza y mantenimiento, muy parecido al de una bañera convencional. Te recomendamos que revises el manual y sigas las recomendaciones estipuladas. Si por un casual hubieras perdido el manual, puedes buscar por Internet con el número de referencia del modelo. En cualquier caso, debes seguir éstos pasos generales:

  1. Purga las tuberías. En la parte baja hay una red tuberías que gracias a ellas permiten el buen funcionamiento del jacuzzi. En ellas se puede acumular sarro, hongos y bacterias. Por tanto es vital usar productos desincrustantes para tuberías. Estos los puedes comprar en tiendas especializadas en piscinas, en una ferretería o vía online. Añade el desincrustante siguiendo las indicaciones del producto. Normalmente te indican añadirlo durante un tiempo mientras el jacuzzi está en marcha. Al purgar se elimina la suciedad acumulada y permite que funcione de manera eficaz.
  2. Desconecta el jacuzzi. Es un procedimiento básico antes de la limpieza de cualquier objeto eléctrico. Si olvidas desconectar el jacuzzi de la red eléctrica, es posible que comience a funcionar sin el agua suficiente y provocar daños en el motor de la bomba. Más vale ser precavido.
  3. Vacíalo. Para limpiarlo es necesario que éste no tenga nada de agua. Algunos modelos cuentan con un desagüe automático. Si el tuyo no lo tiene, deberás desaguar el jacuzzi abriendo la válvula y dejar salir el agua. La forma más sencilla es conectar una manguera de jardín al jacuzzi y dejarla que vaya vaciando. Es un proceso lento ¡¡no desesperes!!
  4. Limpia el interior. Una vez el jacuzzi está vacío podrás empezar a limpiarlo con los productos específicos. Ten en cuenta no usar cepillos duros, en su lugar haz la limpieza con una esponja suave y agua del grifo normal. El agua blanda puede dañar el acrílico del jacuzzi.
  5. Con la ayuda de una manguera o la propia ducha, rocía con agua la superficie y frota con suavidad el interior del jacuzzi. Toma especial atención al enjuagar, para que no queden restos jabonosos porque podrían generar un exceso de burbujas a la hora de llenarlo nuevamente.
  6. Limpieza de filtros. Al menos una vez cada quince días deberás hacer la limpieza de los filtros, es importante para mantener la higiene del agua. Antes de retirar los filtros, comprueba que la bomba esté apagada. Una vez retirados, lávalos con abundante agua a presión y déjalos en remojo con un líquido específico para filtros en caso de que presenten gran suciedad. Acláralos con agua para eliminar cualquier resto de producto y vuelve a montarlos. Dependiendo la frecuencia con la que se use el jacuzzi recomendamos la sustitución de estos cada cuatro o seis meses.
limpiar el jacuzzi de exterior

Limpiar el jacuzzi de exterior

En este caso tendrás que seguir los pasos indicados anteriormente incluso es probable que debas prestar mas atención al mantenimiento por estar expuesto a agentes externos.

Llegados a este punto, ya tienes el jacuzzi listo para volver a llenarlo de agua. Para ello dispondrás de la manguera con la que vaciaste el jacuzzi y un filtro de manguera. ¿Para qué necesitas un filtro de manguera? Sencillo, al acoplarlo en el extremo de la manguera lo que hará es eliminar las impurezas de cobre, calcio y hierro presentes en el agua del grifo.

Vamos con el proceso de llenado:

  • Comprueba que todos los drenajes del jacuzzi estén cerrados y que siga desconectado de la corriente eléctrica.
  • Enciende la manguera y llena de agua hasta la línea indicada. Según el fabricante tendrá un nivel óptimo establecido u otro.
  • Conecta nuevamente el jacuzzi a la corriente eléctrica. Recuerda apagar todas las válvulas de aire para que el agua no se ventile demasiado al tratarla.
  • Es momento de tratar el agua, verifica el balance del PH y aplica la sustancia reguladora necesaria. Además aplica un desinfectante para mantener la pureza del agua. Recuerda que todos los productos químicos que debes utilizar te vienen indicados en el manual del jacuzzi donde vienen descritas las recomendaciones del propio fabricante.
  • Déjalo en funcionamiento al menos unas 24h para calentar adecuadamente. Ajusta antes la temperatura si es necesario.
  • Pasado este tiempo, pon el ciclo de limpieza del jacuzzi en marcha y verifica nuevamente los niveles de PH y temperatura. Ya tendrás tu jacuzzi perfectamente preparado para volver a disfrutar de él y tomar largas sesiones de relax.

Los niveles y los químicos requeridos pueden variar según el modelo de jacuzzi, revisa el manual y sigue las instrucciones descritas.