Como limpiar la cara en profundidad y de forma correcta

La piel de la cara dice mucho de nosotros, nuestra personalidad, como nos encontramos en ese momento y mostrarla limpia y radiante ante el mundo es una señal de que nos gusta cuidarnos.

Por desgracia muchas pieles no son como deseamos, acné permanente, manchas, puntos negros y los signos de la edad. Independientemente del tipo de piel que tengas, debes limpiarla al menos dos veces al día para evitar que la suciedad se acumule en nuestros poros.

Muchas veces no tenemos tiempo para limpiar nuestra cara o preferimos invertir ese tiempo en otras labores, es por ello que están naciendo productos que nos facilitan esta limpieza y se adaptan a nuestro ritmo de vida.

✅ ¿Qué productos puedo utilizar?

Existen tres tipos de piel en el rostro:

  • Secas
  • Mixtas
  • Grasas

Las secas y las grasas tienen mayor facilidad para adecuarse a un producto, sin embargo, las pieles mixtas lo tienen más complicado ya que no comparten la misma “grasa” en diferentes partes del rostro.

Lo más común de las pieles mixtas es tener la frente y nariz y en algunos casos la barbilla grasa, mientras que las mejillas tienden a estar secas. En este caso te recomiendo utilizar limpiadores faciales para pieles grasas, siempre es mejor controlar la seborrea (exceso de grasa) que aplicar productos que ayuden a que se produzca. Además, si se te secan las mejillas, se pueden mejorar en el último proceso del lavado que es cuando nos aplicamos una crema específica.

# Jabón de Aloe Vera

Especialmente indicado para pieles mixtas y grasas que debe utilizarse con agua templada. Muchos expertos no recomiendan el uso de agua para una limpieza profunda del rostro, pero en nuestro caso es lo que mejor funciona, usar el jabón una vez al día (mañana o noche) y en la otra limpieza usar productos menos agresivos (tónicos, leches, aceites, etc.). Otro similar es el jabón de glicerina.

Si tienes la piel seca también puedes hacer uso de este jabón siempre y cuando venga mezclado con aceite natural. En este caso se daría un uso menor, optando por productos menos agresivos, con 2 días a la semana sería suficiente.

# Leche limpiadora

Es uno de los métodos más conocidos para limpiar el rostro, se trata de una crema con textura líquida que nos ayuda a eliminar la suciedad de la cara con ayuda de un algodón o una toalla húmeda. Especialmente indicada para pieles que no presentan ningún problema en concreto.

# Agua micelar

Está muy de moda debido a sus “micelas” o células que arrastran la suciedad. Se trata de un líquido con textura aceitosa que se vierte sobre un disco de algodón y se extiende por el rostro, asegurando la eliminación de la suciedad y las células muertas.

# Tónico

Otro viejo conocido que normalmente se extiende por todo el rostro después de la Leche limpiadora. Hay un montón de variedades a elegir en función de tu piel, el de rosa mosqueta, por ejemplo, ayuda a reducir las marcas y las manchas producidas por el sol.

# Aceites limpiadores

Los tienes de todo tipo y para pieles específicas, aunque la palabra aceite parece que no concuerda con pieles grasas, estamos muy equivocados, el aceite de árbol de té está indicado concretamente para frenar la grasa. El secreto está en saber cuándo y cómo usarlo y sobre todo mantener la piel limpia.

# Toallitas desmaquillantes

Se trata del método más rápido para desmaquillar cuando tenemos pereza o poco tiempo, aunque no somos partidarios de recomendar productos de un solo uso. Si puedes usar toallas de calidad que se pueden lavar fácilmente en la lavadora, mejor.

Un secreto que pocos saben es que, usando un producto adecuado (leche, agua micelar, aceite) con una toalla con microfibras de calidad, es más beneficioso que exfoliarse la piel, de esta manera también exfolias, pero de una manera poco agresiva y además colaboras con el medio ambiente. Invierte en una buena toalla de color oscuro para ocultar las manchas y lávala en agua caliente tras varios usos.

# Aparatos electrónicos

Las nuevas tecnologías también nos ayudan a mantener la piel limpia, un claro ejemplo es el extractor de puntos negros, las siliconas limpiadoras de foreo o los cepillos con cerdas blandas.

Consejos para limpiar la cara correctamente

Estos son los pasos que debes seguir en cada limpieza independientemente del tipo de piel:

#1 Eliminar maquillaje

Seas hombre o mujer, te hayas maquillado o no, siempre hay que desmaquillarse o lo que es lo mismo, eliminar suciedad e impurezas, aunque no estemos maquillados.

Para ello utiliza tu producto favorito y procede a la limpieza; aceites limpiadores, leche desmaquillante o el que sea mejor para tu piel.

#2 Mascarillas echas en casa

Las mascarillas caseras son un complemento ideal para limpiar e hidratar nuestro rostro, además podemos fabricarlas con ingredientes naturales en base a nuestro tipo de piel.

#3 Limpieza profunda

Si has elegido jabón de aloe, utiliza agua templada y frota suavemente con una esponja blanda, haciendo círculos en la piel hasta elimina la suciedad.

En el caso de que tu piel sea más sensible, ayúdate con una toalla húmeda y agua micelar para eliminar cualquier rastro de suciedad, realiza este proceso hasta que pases la toalla y quede blanca.

#4 Seca con delicadeza

Usa tu toalla de calidad para secar tu rostro con pequeños toques o envolviendo el rostro con ella. Nunca arrastres la toalla sobre la piel, pues las zonas sensibles se pueden descamar.

#5 Remata con un tónico

Muchos somos los que saltamos este paso y llegamos directamente al #5 pero no debemos obviarlo. Con ayuda de una toalla húmeda o algodón. Aplicar el tónico en el rosto con pequeños toques para activar la circulación sanguínea hasta notar un mejor aspecto.

#6 Hidrata la piel

Para pieles grasas se recomienda usar aloe puro o cremas específicas que reducen la seborrea. Aunque haya cremas específicas para tu piel, no todas funcionan en nuestro rostro, tendrás que probar varias hasta encontrar la adecuada. Se recomienda mezclar la crema con unas gotas de aceite en función de lo que quieras conseguir:

  • Árbol de té: pare reducir la grasa
  • Ácido Hialurónico y colágeno: Reducir signos de la edad
  • Rosa mosqueta: eliminar marcas y manchas

Recuerda: Si tienes la piel mixta usa una crema diferente para cada zona (grasa, mixta o seca) y utiliza una crema diferente para el contorno de ojos.

Para tener una piel libre de imperfecciones y protegida se recomienda utilizar protector solar que puede venir incorporado en la crema o en nuestra base de maquillaje.

¿Cuándo hay que exfoliar la piel?

El rostro de la piel es muy delicado, pero se debe exfoliar para eliminar pieles muertas y lucir un mejor rostro, al menos una vez a la semana. No se debe superar el límite semanal a no ser que queramos irritar nuestra piel.

IDEA: Si tienes mucho acné o granos internos con frecuencia, es aconsejable acudir a un especialista (dermatólogo, esteticista) para aplicar ácidos sobre la piel. Es un tratamiento agresivo que ayuda a eliminar una parte de la epidermis ayudando a sacar aquellas impurezas internas, favoreciendo la eliminación de manchas. Este tipo de ácidos se aplican durante 4 minutos sobre la piel y después se neutraliza, si se sobrepasa el límite de tiempo puede llegar a quemarnos por ello siempre debe ser controlado por un especialista.

Podemos decir que se trata de una exfoliación agresiva, lo suyo es empezar a aplicárselo cada 15 días y más adelante una vez al mes, hasta notar nuestra piel más limpia y con menos impurezas.

¿Por qué debo limpiar mi cara cada día?

La piel de la cara es totalmente diferente a la de nuestro cuerpo, mientras una se recomienda limpiarla dos veces al día la otra tiene suficiente con lavarse dos veces a la semana.

Los expertos dicen que con ducharnos dos veces a la semana es suficiente y aunque a muchos les parezca antihigiénico tiene su explicación y es que cada vez que nos duchamos estamos eliminando el PH natural de nuestra piel, cada vez que nos frotamos con la esponja o con la mano, estamos dando pie a que las bacterias se adhieran con más facilidad.

Ciertas partes íntimas deben lavarse con mayor frecuencia y otras partes como la piel del rostro también, por ello debemos prestar atención a cómo hacerlo correctamente según el tipo de piel y la parte del cuerpo.

Beneficios de limpiarse la cara cada día

  • Retardar la aparición de acné, puntos negros e imperfecciones
  • Permite la oxigenación de la piel
  • Aspecto mejorado en el día a día
  • Mejor absorción de las cremas hidratantes
  • Reduce la apariencia de cansancio