Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar la plancha de la ropa

como limpiar la plancha quemada

¿A quién no le ha pasado alguna vez que en un descuido, deja la plancha encima de la ropa o de la misma tabla y, termina quemando la prenda o la superficie donde la hemos dejado?

Es muy común que mientras estamos planchando nuestra ropa, sucedan accidentes. Y es que, lamentablemente, nuestra plancha puede estar quemada o manchada o simplemente por el hecho de ser un poco vieja, si la dejamos al máximo de temperatura o si está sucia, acabe quemando nuestra prenda favorita al hacer la labor de planchado.

Y, nosotros no queremos eso, queremos una plancha limpia que haga su función y nos deje nuestra ropa como recién salida de una tintorería.

Como no queremos arruinar esas prendas que amamos ni que queden restos de tela o suciedad en nuestra plancha, ¡vamos a contarte unos tips y consejos para limpiarla y que te quede como nueva!

Pasos a seguir para limpiar la plancha de la ropa

Primero de todo recordarte que para limpiar la plancha, ésta debe estar desenchufada. Parece evidente, pero nunca está de más recordarlo.

-Si las manchas que quieres limpiar son persistentes o difíciles de quitar, con este método tenemos la solución, el vinagre.

Gracias a sus compuestos ácidos, el vinagre es un producto infalible para la limpieza en general y conseguirá dejar nuestra plancha perfecta, limpia y lista para que luzca de nuevo.

¿Cómo limpiar la base de la plancha con vinagre y sal?

Te vamos a dejar unos consejos para dejar la plancha como nueva, toma nota:

1. Mezcla vinagre blanco y sal a partes iguales y caliéntalas a fuego lento.

Comprueba que la sal se disuelve pero no esperes a que el vinagre hierva.

El olor que produce mientras se calienta no es un gran olor ni te va a gustar, pero hay que tener en cuenta que nos va a dejar la plancha limpia y en perfectas condiciones.

2. Una vez disuelta la sal, retira la solución del fuego y déjala enfriar un poco.

3. Sumerge un paño limpio y pásalo sobre la base de la plancha quemada, frota suavemente la superficie para limpiarla y verás como la mancha irá desapareciendo. Te aconsejamos utilizar guantes.

limpiar la plancha quemada con vinagre

Desde ahora, tu plancha debería estar reluciente y limpia para seguir utilizándola de forma habitual. No obstante, si ves que no está limpia del todo y la suciedad se queda en los agujeros o ranuras, puedes utilizar un bastoncillo para los oídos, previamente mojado en el vinagre que hemos preparado anteriormente, para llegar a esas zonas que más se resisten.

Ahora bien, nuestros consejos no terminan aquí. Hay veces que la suciedad persiste y a continuación te explicamos otra forma de limpiar tu plancha.

¿Cómo limpiar la plancha con sal gruesa?

Esta vez lo haremos con sal gruesa, esa misma que utilizamos a veces para hacer nuestra dorada al horno.

1. Sobre la tabla de planchar, extiende una toalla o un paño y esparce una o varias cucharadas de sal gruesa.

2. Enciende la plancha

3. Una vez está caliente a máxima temperatura y sin la opción de vapor encendido, frota la base de la plancha en la superficie donde has extendido la sal gruesa.

Hazlo suavemente para que no dañes el electrodoméstico.

De esta forma conseguimos que la suciedad se pegue a la sal por lo que dejará la base de la plancha limpia. Seguidamente ya puedes apagarla y cuando ésta se enfríe, pasar una bayeta húmeda y limpia sobre la base de la plancha y que así, termine de lucir reluciente y brillante.

Si por el contrario, lo único que necesitas es hacer una limpieza rutinaria de tu plancha porque hay que mantenerla limpia de forma habitual, te damos más tips a continuación.

¿Cómo limpiar la base de tu plancha con jabón para la vajilla?

Con un estropajo o esponja para la vajilla remójala en agua tibia y añade un poco de jabón. Presiona la esponja para que haga un poco de espuma y a continuación frótala sobre la base de la plancha apagada y fría para limpiar toda la suciedad. Sin duda es el método más sencillo, pero con el que podemos mantener limpia nuestra plancha y no dar lugar a que se acumule suciedad en ella.

Limpiar la plancha con bicarbonato y agua destilada

Con nuestra plancha apagada y fría, esta vez limpiaremos la base metálica con esta pasta de bicarbonato de sodio. Cogeremos un bowl y mezclaremos bicarbonato de sodio y agua destilada hasta obtener la mezcla homogénea. Una vez tengamos hecha la mezcla, con un paño remojado en la pasta, frotaremos la base métalica y retiraremos toda esa suciedad que nos impide tener una plancha limpia como el primer día que la compramos.

¿Cómo limpiar con pasta de dientes?

Podemos darle un uso alternativo a la pasta de dientes. Y es que, gracias a sus compuestos con bicarbonato de sodio, también limpian los restos de manchas quemadas y dejan la superfície métalica lista para un nuevo uso.

En este caso, sólo debemos de seguir los siguientes pasos:

  • Con la plancha fría, extender un poco de pasta de dientes sobre la base del aparato y frotarla con un paño o balleta limpia.
  • A continuación, activar el vapor durante 5 minutos seguidos y dejarla reposar.
  • Una vez está tibia, pulirla con un paño y quitar los restos de crema.

Cómo limpiar la plancha quemada con cera de vela

Este truco para limpiar la base métalica de tu plancha es muy común y popular. Y aunque no existen evidencias científicas, se cree que la sustancia de la vela extrae las manchas y deja la base del electrodoméstico limpia. Te explicamos cómo:

  • Enciende la plancha quemada y a una temperatura moderada frota la vela contra la mancha y luego retira la cera con un paño suave.
  • En caso de que quedaran restos de la mancha y no se haya retirado y limpiado en su totalidad, finaliza con un poco de vinagre empapado en un paño como hemos explicado anteriormente.

Entre todos estos métodos de limpieza, elige el que más te guste y ponlo en práctica de forma regular. Creando este sencillo hábito, evitarás que se formen manchas difíciles de quitar a largo plazo. Tendrás siempre tu plancha limpia y como nueva.