Como limpiar lámparas de cristal, de araña

El truco para limpiar lámparas de cristal, de araña o de gotas es muy sencillo, no necesitaremos nada más que agua, amoniaco y un pulverizador vacío.

Si has buscado cómo limpiar una lámpara de cristal es probable que hayas pensado que se trata de un sistema complicado ya que son frágiles y no se pueden desenganchar del techo tan fácilmente.

Existe una manera de quitar la suciedad incrustada sin necesidad de mover la lámpara de su sitio, para ello necesitarás los utensilios que están en el primer párrafo y plásticos papeles viejos de revistas o periódicos, incluso cartones para tirar, que nos servirán para recoger la suciedad que caiga de la lámpara.

#1 Apaga la luz

Si no quieres que tu casa se convierta en la Feria de Málaga, será mejor que apagues la luz, e incluso quites la corriente. Puedes usar una luz alternativa o hacerlo de día.

 #2 mezcla ingredientes

Mezcla una parte de amoniaco con 3 de agua en el pulverizador, si quieres que la mezcla sea más potente puedes unir alcohol en la misma parte del amoniaco pero con el primero bastará.

#3 Cubre el suelo

Utiliza papel listo para reciclar o viejos trapos que uses para limpiar, en otros lugares recomiendan colocar bolsas de plástico de basura, se trata de una forma de malgastar y dar prioridad al uso del plástico.

#4 Pulveriza y limpia

Con ayuda de una escalera o taburete seguro, pulveriza toda la lámpara asegurándote de que estás cubriendo todas las partes sucias.

Si tiene grumos de suciedad, repite el paso varias veces para que se reblandezca y vuelve a pulverizar las veces que sean necesarias.

Con un trapo húmedo de agua repasa las bombillas para que no queden marcas. Si la suciedad persiste utiliza un cepillo para terminar de sacar toda la suciedad.

#5 Deja secar

Recuerda que no has quitado las bombillas, por lo que debes dejarlo secar al menos dos horas. Si quieres asegurarte del todo deja pasar entre 5 y 6 horas.

Te puede interesar…

Cómo limpiar lámparas de bronce