Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar el ombligo

como limpiar el ombligo muy sucio

El ombligo es aquel olvidado en nuestra rutina de ducha diaria, se trata de la cicatriz que queda en nuestro cuerpo en forma de agujero, justo encima de los genitales y que todo el mundo desarrolla tras cortar el cordón umbilical.

Muchas personas se dan cuenta de que tienen el ombligo sucio porque desprende un mal olor, aparecen costras o porque desarrollan una infección por el escaso lavado o porque agujerean su cuerpo con piercings.

No es necesario llegar hasta este extremo, la forma mas fácil de limpiar el ombligo es en la propia ducha con el jabón que utilizamos para nuestro cuerpo, sin embargo, la mugre y el olor pueden ser síntomas de una patología que debe ser investigada por nuestro médico de cabecera.

Infección en el ombligo

Se conoce como onfalitis y aparece con frecuencia tanto en jóvenes cómo adultos. La causa principal es la mala higiene o la limpieza escasa del ombligo que en la mayoría de los casos se trata con una pomada, antibiótico y una limpieza delicada y constante del agujero.

como tratar la infeccion del ombligo piercing

La aparición de costras está relacionado directamente con una posible infección, pues por muchos días que pasen sin lavar tu ombligo, las costras no aparecen de la noche a la mañana, se debe al pus o el líquido que ha supurado y se ha resecado.

Por lo tanto, las costras no desaparecerán hasta que no trates tu infección. Si te has hecho un piercing o has agujereado tu ombligo, es la causa mas probable de tu infección y tendrás que acudir al médico de cabecera.

Esta afección también aparece en bebés debido a la contaminación del cordón umbilical, en este caso hay que tener mucho cuidado pues la piel de nuestro recién nacido es muy sensible y lo mejor será tratarlo con un especialista.

Si eres una persona adulta, no es necesario llegar al extremo de infectar tu ombligo, en la misma ducha puedes frotar suavemente con tu esponja, agua y jabón y posteriormente secar con delicadeza.

Pasos para limpiar mi ombligo

Si ya has descartado que sea una infección, sigue éstos pasos para lavar tu ombligo:

Si estás en la ducha

  • Jabón para el cuerpo
  • Agua templada
  • Esponja suave

Aprovecha la espuma generada cuando estés frotando tu cuerpo para pasar la esponja alrededor del ombligo y finalmente por dentro.

como lavar ombligo agua oxigenada

La zona interna del ombligo es rugosa y mas sensible que la piel externa, es por ello que debes utilizar una esponja o paño suave que puedas introducir para hacer una especie de «molino» y sacar toda la suciedad.

Dicen que es bueno utilizar agua oxigenada para limpiar el ombligo, pero lo cierto es que no tiene sentido en este caso, pues se resecaría y dejaría el interior reseco

Si estás fuera de la ducha

¿Ya has salido de la ducha y no te has acordado de limpiar tu ombligo? No hay problema, echa mano de lo siguiente:

  • Hisopo o bastoncillo
  • Jabón
  • Alcohol

Puedes sustituir el hisopo por un trapo suave y limpio que se pueda introducir en el agujero. Empapa el bastoncillo con agua templada y echa un poco de jabón (el de manos también sirve).

limpiar ombligo con bastoncillo y alcohol

Introduce el bastoncillo en el ombligo y realiza movimientos circulares de translación y rotación, esto es, haciendo círculos dentro del agujero y luego girando el hisopo sobre si mismo, simulando los mismos movimientos que hace el Planeta Tierra.

Con un paño húmedo retira los restos de jabón y con el mismo paño en su zona seca, retira los restos de agua y jabón.

Usa la otra parte des hisopo para dejar un acabado impecable en el ombligo. Empapa con un poco de alcohol para heridas y realiza los mismos movimientos circulares dentro del agujero, esto ayudará a prevenir infecciones y frenar cualquier tipo de afección.

Precauciones con tu ombligo

Si tienes la mas mínima sospecha de que tienes una infección porque has notado reacciones inusuales (pus, supuración, heridas, costra, sangre, cuerpo extraño, quiste) acude a tu médico de cabecera, siempre es mejor asegurarnos de que no tenemos una afección y si la padecemos, de que no vaya a mas.

Evita usar cremas y aceites dentro del ombligo, debido a su rugosidad tiene facilidad para retener los restos en forma de grasa y suciedad que no favorecerán al buen aspecto de tu agujero.

No utilices objetos extraños o punzantes dentro del ombligo, si tienes suciedad reseca lo mejor es humedecer la zona con agua y jabón y dejar que se desprenda sola.

Mucha atención con los consejos que lees en Internet, no todos los remedos caseros sirven para cualquier tipo de piel. El agua y jabón son una apuesta segura y si tienes alergia al jabón, pregunta a tu médico o farmacéutico por jabones específicos.