Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar óxido de cualquier objeto o superficie

como limpiar óxido

Es muy común encontrarte cualquier superficie o pieza de metal con óxido y más cuando éstas están al aire libre expuestas a elementos climáticos. Al contacto con la humedad el metal se deteriora y crea esa herrumbre, lo que comúnmente llamamos óxido. La oxidación no debe confundirse con la suciedad, por ejemplo, que encontramos en piezas de cobre, por eso es muy importante determinar qué tipo de material tenemos entre manos.

¿Quién no se ha encontrado en su casa con alguna barandilla de la terraza oxidada o alguna herramienta llena de óxido y ha creído que ya no tiene solución? Incluso si tu barandilla se ha oxidado ha podido dejar restos de ese mismo óxido en el suelo de la terraza o balcón.

No desesperes. Desde aquí te daremos unos tips para que tus piezas de metal, herramientas o cualquier superficie que encuentres con óxido, luzcan nuevas como el primer día. Antes que nada debes determinar el grado de oxidación, porque si el objeto que quieres limpiar se desintegra o rompe con mucha facilidad, será demasiado tarde para su recuperación.

Quitar el óxido con vinagre blanco

La composición química del vinagre blanco permite reaccionar frente al óxido y hará que lo elimine rápidamente. Este procedimiento te va a ser de utilidad si la pieza que quieres limpiar es pequeña, porque te va a permitir sumergirla en un cuenco con el vinagre. Además es un excelente desinfectante natural.

vinagre blanco y óxido
  • Llena un cuenco o recipiente con vinagre blanco
  • Sumerge el objeto o utensilio con óxido
  • Deja que repose durante unas horas. Si lo haces por la tarde, puedes dejarlo reposando toda la noche.
  • Una vez pasado el tiempo, frota con un cepillo de cerdas duras y gruesas o alguna esponja abrasiva para que salten los restos de óxido adheridos al objeto. Procura no rallar la pieza.
  • Enjuaga bajo el grifo con abundante agua, retirando cualquier resto de óxido y suciedad.
  • Seca con un paño el utensilio.

Si el objeto que debes limpiar es grande, puedes ayudarte con un pulverizador. Llenas el rociador de vinagre blanco y lo pulverizas directamente a la zona oxidada.

Cómo limpiar el óxido con bicarbonato

Un producto fácil de encontrar, efectivo y económico. Con este truco podrás limpiar también las manchas de óxido del suelo.

quitar óxido con bicarbonato
  1. En un recipiente, mezcla el bicarbonato con un poco de agua hasta que obtengas una pasta espesa y homogénea.
  2. Extiende la mezcla sobre el óxido y deja reposar hasta que la pasta esté completamente seca.
  3. Pasados unos minutos, retira los restos con un cepillo o esponja.
  4. Enjuaga con abundante agua y sécalo con un trapo limpio.
  5. Asegúrate de eliminar todo el agua con el paño y que no queden restos de humedad.

Limpiar óxido con una patata

¿Creías que las patatas sólo eran buenas fritas o al horno? Son una opción riquísima, no te lo vamos a discutir, pero hoy te queremos mostrar que las patatas no sólo sirven para comerlas. Gracias al ácido oxálico que éstas contienen podrás limpiar cualquier mancha de óxido, objeto pequeño como un cuchillo o incluso la bandeja del horno si también ves que está oxidada.

limpiar óxido con una patata

Si se trata de un cuchillo oxidado, puedes clavar directamente el cuchillo en la patata y dejarlo que actúe toda la noche. Una vez pasadas 8 horas mínimo desde que lo dejaste clavado en la patata, podrás retirarlo y terminar de limpiar el óxido restante que saldrá de manera fácil.

Para limpiarlo, corta la patata en dos y cubre de bicarbonato el interior de la patata. Ahora con la rodaja de patata cubierta de bicarbonato, frota el metal con óxido. El bicarbonato y el ácido oxálico que va soltando la patata, al frotarla con el metal oxidado hará que el cuchillo quede limpio y reluciente. Una vez hayas quitado la mancha de óxido, lava el cuchillo u objeto como de costumbre y sécalo con un paño limpio.

El truco de la Coca Cola

En los últimos años, la Coca-Cola se ha hecho muy popular para limpiar utensilios oxidados. Gracias a los ácidos fosfóricos presentes en este refresco, es un aliado infalible que reacciona sobre el óxido y te facilita su limpieza.

El proceso es sencillo y similar a los anteriores. Sólo debes de sumergir el utensilio con óxido en un recipiente que contenga Coca-Cola y dejarlo reposar durantes unas horas. Cuando hayas retirado todo el óxido con la ayuda de un cepillo o esponja, podrás enjuagar con abundante agua retirando cualquier resto de suciedad y óxido. Una vez limpio, secas con un paño, como de costumbre.

Estos sencillos pasos te ayudarán a limpiar el óxido de tus herramientas y utensilios pequeños.

¿Pero, qué pasa si lo que quieres es quitar el óxido de una barandilla, reja de jardín o ventana? No puedes retirar una reja o barandilla de balcón y sumergirla en vinagre blanco.

Te explicamos cómo limpiar óxido de barandillas:

  • Para manchas pequeñas de óxido bastará con un papel de lija o un cepillo de cerdas gruesas y duras.
  • Debes frotar bien con el papel de lija o cepillo la zona oxidada.
  • Si la mancha de óxido se resiste, puedes recurrir al vinagre blanco. Pulverizas e impregnas de vinagre la mancha y frotas con el cepillo hasta que salten todos los restos de óxido y quede la zona limpia.
  • Asegurate que la barandilla está completamente libre de suciedad. Limpia bien con agua y jabón.
  • Enjuaga con agua limpia para retirar restos jabonosos.
  • Una vez que esté seca, deberás darle una capa de minio o pintura especial para óxidos. De esta forma proteges la barandilla y alargas su vida útil.
  • Para finalizar, debes darle una capa de pintura, ya que si lo dejas con el minio, éste es de un color anaranjado y puede pertubar la harmonía y estética de tu casa.

Si con todos estos consejos no consigues eliminar las manchas de óxido en su totalidad, puedes recurrir a productos químicos. Los puedes encontrar en cualquier ferretería o tienda de bricolaje.