Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Como limpiar persianas por fuera y por dentro

Limpiar las persianas por fuera es una tarea complicada si no tienes un espacio externo donde apoyarte. Mucha gente comete locuras de subirse a las barandillas de la zona externa sin tener en cuenta el riesgo que eso conlleva, así que si has pensado hacer esto ¡ni se te ocurra!

Las persianas pueden estar compuestas de distintos materiales como plástico pvc, madera o aluminio y es responsabilidad de cada uno informarse cuáles son los mejores materiales de limpieza.

Ten en cuenta que todas están preparadas para aguantar agentes externos como el sol, viento y lluvia por lo que se podrán limpiar con facilidad.

Cómo limpiar persianas por dentro

Antes de nada echa cuentas del tiempo que lleva la persiana sin limpiarse, esto te ayudará para decidirte que productos utilizar.

como limpiar las persianas por fuera sin riesgo

En principio bastará con agua y jabón y un trapo húmedo, pero si lo que quieres es hacer una limpieza exhaustiva, sigue éstos pasos:

Para persianas muy sucias…

¿Cuál era el color original de la persiana? ¿lo recuerdas? haz una prueba para saber cómo debe quedar después de limpiar, coge un cepillo de cerdas blandas y echa un poco de jabón y agua. Frota en una pequeña parte de la persiana hasta que descubras el color, así es como debería quedar al final.

Si no cuentas con una vaporeta, ponte unos guantes protectores y sigue éstos pasos:

La manera mas eficiente de dejar la persiana reluciente es usar una vaporeta, ésta cuenta con un sistema de agua a presión que elimina la suciedad mas recóndita y que después podrás retirar.

persianas muy sucias

1. Usa un cepillo para los rieles

Coge un cepillo viejo y comienza a eliminar el polvo y de las ranuras. Aprovecha y rocía con un difusor para que la suciedad se vaya ablandando. En el atomizador puedes echar un poco de jabón, amoniaco y agua.

2. Frota con el cepillo

Ahora que has quitado el polvo y la suciedad se ha ablandado, frota a conciencia en las ranuras de la persiana.

3. Crea la mezcla en un barreño

Mezcla agua, jabón de platos y un chorro de amoniaco. Para suciedad extrema aconsejamos frotar con un cepillo mas grande por toda la superficie y luego pasar una bayeta húmeda para eliminar los restos.

Limpia de lado a lado siguiendo la línea de caza parte de la persiana y frota a conciencia.

4. Repasa con un trapo seco

Elimina los restos con un trapo húmedo y repasa con una bayeta seca de microfibra para un buen acabado.

Limpiar persianas por fuera

Para limpiar las persianas por fuera debes utilizar los mismo productos de limpieza. Si no tienes acceso desde fuera, tendrás que ingeniártelas para limpiarlas, aquí te dejo unos trucos:

1. Desmonta el tambor de la persiana

Normalmente las persianas enrollables se ocultan dentro de un tambor que está situado justo encima de la ventana. Si tienes acceso a él, desmonta el compartimento y aspira toda la zona.

2. Baja la persiana del todo

Coge un estropajo y una bayeta y usa la misma mezcla de agua, jabón y amoniaco. Ahora empieza a limpiar desde el principio con la persiana bajada y ve subiendo poco a poco, hasta llegar al final.

3. Si tienes vaporeta

Úsala con el tambor abierto siguiendo el paso dos para dejar un acabado impecable. Retira los restos de agua con una bayeta

En el mercado se puede comprar un limpiador per-lim que está especialmente pensado para limpiar persianas por fuera sin apenas esfuerzo. La parte negativa es que no se puede frotar ni ejercer una fuerza motriz para eliminar la suciedad con eficacia.

Como limpiar las persianas venecia

Las persianas de estilo venecia o venecianas se pueden limpiar de la misma forma que las persianas modernas.

Podemos encontrar dos tipos, las que van unidas en bloque y se enrrollan gracias a las bisagras y las que se abren y cierran tipo «store», con una manivela se abren y se cierran.

Éstas últimas se pueden limpiar con un cepillo compuesto de varios pinceles de tal forma que quitas la suciedad de 6 ó 7 lamas a la vez.

Si tienes una vaporeta sin duda es la mejor opción y la mas rápida, de una sola pasada podrás eliminar la suciedad. En el caso de no poseer esta máquina, echa mano de una bayeta y la mezcla de agua, jabón y amoniaco.