Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar la roomba

como limpiar la roomba robot

Muchos somos los que no queremos ver una escoba ni de lejos y es que el robot Roomba nos ha facilitado las tareas de limpieza de nuestro día a día y no es raro encontrarlo en cualquier hogar como fiel compañero de nuestras labores de aspirado. Es el compañero ideal para dejar tu hogar limpio y reluciente en el menor tiempo posible.

Mantener y limpiar la roomba

Cualquier robot Roomba está compuesto de sensores y sistemas tanto ópticos como tácticos dependiendo de la serie o modelo. Gracias a estos sensores de inteligencia artificial, tu Roomba puede “navegar” por tu casa y  detectar obstáculos, desniveles del suelo como las escaleras y encontrar las acumulaciones de residuos y suciedad. Tiene una cámara en la parte superior, infrarrojos y otras piezas encargadas de su correcto funcionamiento.

Por ello debes tener en cuenta la necesidad de llevar a cabo un mantenimiento y limpieza básicos para alargar la vida útil de tu aparato, sea cual sea el modelo de Roomba.

Cómo limpiar el depósito de roomba robot

Es aconsejable que vacíes el depósito después de cada uso y no esperar a que éste esté lleno. En tal caso, tu robot Roomba te avisará con una luz roja y debes vaciarlo sí o sí para que éste vuelva a funcionar.

Sigue éstos pasos para vaciar el depósito de Roomba:

limpiar el deposito de roomba robot
  1. Abre la tapa presionando la lengüeta de liberación. Te será fácil ecnontrarlo porque el botón de liberación tiene un icono de depósito.
  2. Sostén el  lateral del filtro para retirarlo del lado izquierdo del depósito y sacude los residuos y suciedad.
  3. A diferencia de aspiradores convencionales, los filtros no puedes lavarlos ni pueden entrar en contacto con líquidos, por tanto si ves que están deteriorados reemplázalos.
  4. Enjuaga con agua tibia los excesos de suciedad del depósito y deja que éste se seque bien. No metas nunca el depósito en un lavavajillas para hacer su limpieza. Sólo están preparados para lavarlos manualmente.
  5. Una vez el depósito está completamente seco, coloca el filtro nuevamente y desliza el depósito a su lugar y asegúralo.

Como ves, es un proceso simple y rápido. En cuanto a los sensores que te avisan de tener el depósito del irobot Roomba lleno, están incluidos en los modelos 700, 800 y 900. Por tanto, si tu modelo de Roomba es uno de ellos, deberás también tener en cuenta el limpiarlos semanalmente.

Sólo es necesario pasar un paño limpio y seco y quitar cualquier resto de polvo o suciedad que se pueda acumular ahí.

Cómo limpiar los cepillos centrales de Roomba

Si el modelo de robot Roomba que tienes es de la serie 500, 600 o 700 deberás también hacer un mantenimiento y limpieza de sus cepillos. Te explicamos el paso a paso:

como limpiar el cepillo de roomba
  • Extrae la rejilla protectora del cepillo. Para ello debes levantar las dos lengüetas amarillas.
  • Una vez has quitado esa protección, retira y limpia los dos cepillos y sus correspondientes cojinetes.
  • Limpia y elimina todos los restos de pelos y suciedad que haya también en los ejes de las tapas de metal.
  • Para ayudarte en la limpieza de los cepillos, dispones de una herramienta limpiadora que incorpora el propio Roomba. Esta herramienta limpiadora de cepillos tiene unas hendiduras que facilitan su efectividad y los deja limpios y como nuevos. Para ello desliza la herramienta sobre los cepillos y quita cualquier pelo enredado o pelusa que se encuentre entre ellas.
  • Una vez limpios, instala de nuevo los cojinetes de los cepillos y las escobillas. Cuando ya estén instalados, cierra la tapa protectora. Asegúrate de que vuelva a quedar como estaba.

Pasos para limpiar los cepillos laterales

De igual forma que los cepillos centrales, es aconsejable limpiarlos una vez por semana. Para quitarlos bastará que utilices un destornillador pequeño. Con la ayuda de éste podrás quitar los tornillos que encuentres y retirar los cepillos laterales.

El proceso de limpieza es exactamente el mismo que el de los cepillos centrales. Con la herramienta limpiadora que incluye tu robot Roomba, quita la suciedad y los pelos adheridos en los cepillos. Una vez limpios, coloca de nuevo en su sitio y ¡listo!

Cómo limpiar la rueda pivotante frontal del iRobot Roomba

Semanalmente mantenla limpia y sin residuos, así te aseguras que tu robot Roomba funcione a la perfección y no te deje las tareas a medias.

  • Extrae la rueda pivotante, para ello simplemente tira de ella con fuerza y firmeza.
  • Retira los residuos de suciedad y los que puedas encontrar en la cavidad de la rueda. En ese hueco suelen también acumularse.
  • Si encuentras que la rueda está bloqueada, presiona con fuerza para retirar el eje y limpiar cualquier pelo enredado que haya quedado.
  • Cuando ya tienes todo limpio, vuelve a colocar la rueda en su sitio. Comprueba que al colocarla haga un clic. Eso quiere decir que la rueda está perfectamente instalada.

Para finalizar el mantenimiento de limpieza de tu irobot Roomba, utiliza un paño de microfibra o algodón suave para eliminar la suciedad que se haya acumulado en los sensores. El paño siempre debe estar seco. Los sensores de desnivel es recomendable que los limpies una vez semanalmente.

Recuerda el modelo de tu Roomba, en las series 500-600 hay cuatro sensores de desnivel, si tu Roomba es serie 700, 800 o 900 encontrarás seis sensores.

Y por último, no te olvides de la pantalla, se encuentra en la parte superior. Con un paño ligeramente humedecido en agua, limpia la superficie. Si utilizas alguna solución de limpieza procura no pulverizar directamente en el aparato, pantalla o sensores y así evitarás cualquier avería.