Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar sillas muy sucias

limpieza de sillas de madera exterior

La limpieza de sillas es algo imprescindible que hoy en día no deba representar inconvenientes, su uso diario nos previene mantenerlas en buenas condiciones.

Cuando hay descuido para mantener pulcras las sillas es que se  requiere más tiempo para higienizarlas, pero con hábito y cuidado se puede aminorar lo tedioso de la limpieza.

Como regla general para  limpiar sillas se debe hacer de manera minuciosa en todas las esquinas, pliegues, retirando los cojines (si se puede) y hasta levantándolos del interior que queda expuesto al suelo.

En este artículo se dará una explicación detallada para sanear las sillas según el material con el cual estén compuestas y zona a la que se destinen.

Limpiar sillas de interior

Cuando se hace referencia a  las sillas de interior, son todos aquellos asientos que se destinan a espacios cerrados, a saber: comedor, oficinas, cocina o sala de espera.

Sillas de tela

Las sillas de tela tienen un procedimiento parecido al anterior pero en vez de hacer uso en la desinfección con trapo o esponja se hará con un cepillo preferentemente especial para telas.

Hay que tomar en cuenta varios aspectos: tamaño y acolchado de las sillas, manchas o grado de suciedad presentes en estas para proceder con el saneado.

Pasos a seguir:

  1. Sacudir el polvo con la ayuda de un trapo.
  2. Preferiblemente hacer espuma con el agua y jabón, usar solo esta parte para higienizar los asientos ayudándose de un cepillo para muebles.
  3. Retirar el jabón con un trapo.
  4. Aquellas sillas que tengan cojines de tela desenfundables, podrán dejarse en remojo por una hora en un envase con agua guiándose de las mismas proporciones que se utilizan para limpiar las sillas de plástico, luego frotar con un cepillo la superficie. También se pueden lavar en la lavadora usando el ciclo más suave.
  5. Dejar que se seque en un lugar donde abunde la corriente de aire (si las sillas están en un lugar cerrado o la limpieza se realiza en un día húmedo, se recomienda colocar un ventilador cerca de la tela para que no se seque con mal olor.

Sillas tapizadas

Las sillas tapizadas tampoco representan inconveniente a la hora de realizar su limpieza, se necesita:

  • 500 ml de agua (preferiblemente tibia)
  • Envase de plástico
  • 20 ml de jabón liquido
  • Trapo o bayeta seca

Pasos a seguir:

  1. Mezcla con el agua el jabón líquido y frota suavemente con el trapo la superficie, si la mancha es de bolígrafo se puedes usar un poco de alcohol para retirarla, si es de algún alimento a base de salsa, jugo, refresco o grasa de cualquier tipo, se debe emplear jabón con PH neutro.
  2. Se retira la mezcla con un trapo.
  3. Por último, dejar secar.

Sillas de madera

La composición de las sillas de madera ubicadas en espacios cerrados es más liviana y la capa de barniz es suave. Igual que ocurre con los suelos de madera se pueden emplear productos de limpieza específicos para no dañar la capa y el brillo natural:

  1. Retirar el polvo de la superficie con la ayuda de un trapo de microfibra o tela suave.
  2. No es necesario usar jabones o espumas para limpiar las sillas de este material, una mezcla de agua y vinagre en partes iguales será suficiente para higienizarlas; a menos que tengan manchas, se deberá usar un producto químico pero procurando siempre obtener el fabricado con ingredientes menos abrasivos. 

Las sillas de piel son las más delicadas de higienizar, su superficie es absorbente y puede dañarse de forma inmediata al derramarse por accidente líquido tanto fríos como calientes, grasa de alimentos o tinta de bolígrafos.

Los asientos de piel en tonos beige o blanco se ensucian con mayor facilidad, es por eso que se recomienda limpiarlos con más frecuencia.

Al momento de ocurrir transferencia de color por la ropa a estas sillas con matiz claro, se debe proceder en limpiar inmediatamente.

Se recomienda usar:

  • Un trapo de tela suave

Pasos a seguir:

  1. Sacudir el polvo con un trapo.
  2. Se puede usar un trapo levemente húmedo para limpiar las manchas superficiales y frotar delicadamente. En las manchas frescas se usara un trapo seco presionando suave.

Asientos de cuero y piel

En cambio la limpieza de sillas fabricadas con piel (cuero) absorbente, son más fáciles para eliminar manchas.

Pasos a seguir:

  • Retirar  con la ayuda del trapo el polvo de todas las superficies.
  • Aplicar la crema o spray acondicionador para cuero con un trapo y sanear la zona pero no frotar fuerte porque se puede dañar. Este producto aparte de limpiar las sillas de piel, les deja un acabado brillante.
limpiar-sillas-de-polipiel-y-cuero-sintetico

Sillas de polipiel y piel sintética

Las sillas de polipiel son un tipo de tapizado en piel sintética, su limpieza es sencilla:

  • Bastara usar un poco de agua con jabón y después frotar la superficie con un trapo pero no muy fuerte.
  • Se retira la mezcla con la ayuda de un trapo húmedo.
  • Es recomendable secarlas con una tela suave para evitar que queden marcas del agua.

Por lo general, limpiar sillas de oficina es sencillo, la mayoría están compuestas de vinilo y su limpieza es parecida a las sillas de plástico.

Se requerirá:

  • Un trapo
  • 500 ml de agua
  •  10 ml de desinfectante con aroma

Pasos a seguir:

  • Mezclar el agua con el desinfectante y humedecer el trapo pasándolo por toda la superficie.
  • Luego dejar que se seque.

Como limpiar y desinfectar sillas de exterior

Las sillas de exterior están ubicadas en espacios abiertos y son más prácticas a la hora de higienizarlas.

En esta área no solo se ubican las sillas de jardín sino también aquellas que estánen parques al aire libre, la zona del frente o posterior de un restaurante desprovisto de techo.

Los materiales pueden variar pero se adecuan a este lugar en concreto, a saber:

Las sillas de plástico resultan más fáciles de limpiar, se necesitara:

  • 500 ml de agua
  • 50 gr de jabón en polvo (puede usarse el que se tenga a la mano. También sirve jabón en barra rallado equivalente a cuatro cucharadas soperas, lavaplatos líquido o champú 50 ml)
  • Envase de plástico
  • Trapo o esponja

Pasos a seguir:

  1. Se procede a mezclar el agua y el jabón.
  2.  Se humedece la esponja o trapo y se frota muy bien toda la superficie de las sillas, incluida la parte inferior de las patas (es donde se acumula más sucio y si no se mantiene limpio, en un futuro pueden dejar sucio en el piso o manchas desagradables).
  3. Si la limpieza de sillas se realiza en el interior del hogar lo recomendable será retirar el jabón con el trapo, pero si se hace en un patio se puede verter agua en la superficie para agilizar el proceso, no es necesario usar agua en exceso ya que su contacto con la silla disipa rápido el jabón (usar un envase de 500 ml de dos a cuatro veces es suficiente).
  4. Para finalizar se dejan secar los asientos, aunque se puede agilizar el proceso pasando un trapo seco sobre toda el área.

A continuación, se especifica cómo hacer la limpieza de sillas que se destinan para esta área específica:

Mimbre: estos asientos se limpian utilizando solo agua, bien sea con una manguera o lavadora a presión pero en la modalidad baja. Si están muy sucios se frotara una mezcla de agua con jabón igual que se hace con las sillas de plástico. Se debe dejar secar totalmente y luego, es bueno usar una crema o cera para que resistan más al aire libre.

Madera: por ser asientos destinados al patio, su composición es más resistente y tienen un tratamiento especial con el barniz en su superficie. La  limpieza se podrá realizar con agua y jabón.

Aluminio, acero o hierro forjado: También poseen una capa protectora para conservarse en esta área del hogar y su higienización es igual que la anterior silla.

Resina: Bastara rociar agua en su superficie y dejarlas secar pero si se encuentran manchas producto de su desgaste, para eliminarlas se requiere usar un abrasivo suave.