Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar suelos de linóleo

como limpiar suelos de linóleo

Cada vez más personas somos las que nos preocupamos por preservar la naturaleza y el medio ambiente y optamos por materiales como el linóleo, sustituto natural y biodegradable de la madera, se caracteriza por tener un aspecto similar a ésta. Resistente, hipoalergénico y debido a sus componentes proporciona amortiguación acústica. Muchos arquitectos especialistas en sostenibilidad, apuestan por este material tan de moda.

El linóleo requiere de algunos cuidados para permanecer en estado óptimo y que éste brille. Puesto que está hecho de corcho, aceite de linaza y resina es susceptible a la humedad. Si quieres mejorar su apariencia y protegerlo de la suciedad te damos unas recomendaciones.

Cómo limpiar el linóleo si tiene manchas

Si tienes niños pequeños es muy probable que el suelo de tu piso tenga alguna mancha de comida o bebida. Incluso a ti mismo se te puede caer un poco de vino, salsa de tomate o café. Siguiendo estos consejos podrás dejar tu suelo de linóleo limpio y brillante:

Antes que nada, para asegurarte que no hay restos de suciedad o comida realiza un aspirado, de este modo haces más fácil la limpieza.

  • Mezcla ¼ de taza de vinagre blanco por cada litro de agua caliente.
  • Esparce un poco de bicarbonato sobre la mancha.
  • A continuación, coge una toalla de rizo y humedecida en la solución casera de vinagre limpia el suelo. También puede servirte una mopa suave o un cepillo de cerdas de nailon suaves.
  • Cuando veas que está limpio, con un esponja humedecida en agua caliente, retira los restos de bicarbonato apoyando la esponja para que éste se absorba.
  • Enjuaga la esponja y repite si es necesario hasta retirar todos los restos de bicarbonato.
  • Seca el suelo con una toalla o trapo viejo para evitar que éste absorba humedad.

Trucos para limpiar el suelo linóleo

En esta ocasión los paso a seguir son similares a los anteriores,  pero no te será necesario el bicarbonato. Podrás limpiar el linóleo con vinagre blanco o si lo prefieres sustituirlo por jabón líquido de vajillas suave. En caso de que el olor a vinagre te resulte fuerte, opta por el jabón.

Tencoz Spray Mop, Fregona con Vaporizador, Mopa Fregona con 2 La Almohadilla de Microfibra y Rasqueta de Ducha y 2 Bayetas, Mopa Spray Rotación de 360° para la Limpieza del Hogar
【 2 En 1 Spray MOP 】 Tencoz spray mopa puede usarse no solo para limpiar el piso, sino también para limpiar sus ventanas y techo. No es necesario pararse en un taburete alto o agacharse para limpiar su casa, lo que brinda una verdadera comodidad a su trabajo de limpieza. Es adecuado para cualquier terreno plano, así como para ventanas, paredes, techos y muebles.
23,98 EUR

Con vinagre:

  1. Quita la suciedad del suelo con una aspiradora o escoba de cerdas de nailon suaves. No cojas nunca una escoba de paja o podrás rallar el suelo.
  2. Mezcla ¼ de taza de vinagre blanco por cada litro de agua.
  3. Coge un paño o toalla de tejido de rizo y mójala en el cubo con el agua y vinagre. Estrújala lo máximo posible para así evitar transferir agua al suelo.
  4. Limpia el suelo con la toalla o paño hasta que veas que queda limpio y reluciente.
  5. Una vez limpio, sécalo con un paño o toalla. ¡Nunca te olvides de este paso! No quieres que tu suelo absorba nada de humedad. Ya sabes que es su enemigo número uno.

Con jabón:

  • Llena un cubo con agua caliente y añade un poco de detergente líquido de lavavajillas.
  • Con una toalla de tejido de rizo o una mopa suave mojada en el agua con jabón, limpia toda la superficie del suelo. Procura que el trapo esté estrujado y no empapado en agua. Es importante y lo recordamos para que el suelo no te absorba todo el agua.
  • Termina de limpiar el piso con agua limpia, de esta forma retiras cualquier resto jabonoso.
  • Después de su limpieza, seca con una toalla o trapo viejo para asegurarte que no queda mojado.

Te aconsejamos que esto lo hagas con frecuencia para tener tu suelo de linóleo siempre perfecto.

Recuerda que sólo debes humedecer el trapo, mopa suave o toalla que vayas a usar para la limpieza. Nunca empaparla. Y evita el uso de lejías, productos alcalinos o alcoholes. Podrías arruinar el suelo en cuestión de segundos.