Saltar al contenido
123LimpiaOtraVez

Cómo limpiar una olla quemada y sucia

Cuántas veces nos hemos despistado con el tiempo de cocción y hemos visto que nuestra olla se quema con la comida dentro. Encendemos la vitrocerámica, ponemos la cacerola al fuego y la comida se pega.

No hay de qué preocuparse, la pota o cacerola de acero inoxidable puede recuperarse siguiendo unos sencillos pasos. En este caso podemos aplicar las mismas técnicas que usamos para limpiar una sartén quemada, con la diferencia de que se trata de un procedimiento mas engorroso.

Como salvar una olla quemada

Los trucos que vamos a emplear requieren de atención por parte de la persona, pues también vamos a usar el fuego o la vitrocerámica de inducción para eliminar el quemado. Sé de alguien que volvió a quemar la olla express al intentar salvarla.

como quitar comida quemada de la pota

¿Por qué se usa el acero inoxidable en instrumentos de cocina?

El acero inoxidable se utiliza en la industria alimentaria por su alta resistencia a la sal y a los alimentos ácidos, como los cítricos y los tomates. Además son muy fáciles de limpiar y tienen alta resistencia a la corrosión por lo que se convierte en un material excelente para cocinar.

Si no lo cuidamos adecuadamente puede perder sus facultades de cocción y corrosión. Ésto es precisamente lo que queremos evitar, pues las ollas de acero inoxidable no son especialmente económicas.

Pasos para limpiar una olla quemada

Si tu olla o cacerola no es de acero inoxidable, hierro (olla esmaltada), cobre o aluminio deberás informarte de la composición de la misma y buscar formas específicas para limpiarla.

Las alternativas mas comunes son cerámica (antiadherente) o teflón, en este caso tendrás que prestar mas atención a la manera de quitar el quemado, por lo general son menos resistentes y requieren de materiales menos agresivos como una esponja suave.

limpiar cacerola quemada

Paso 1. Quitar los restos de comida quemada

Coge una paleta de madera y elimina todos los restos de la comida pegada, ya sea sofrito, guisos o una gran paellera con arroz quemado. Ésto facilitará la eficacia del método que vamos a emplear y además evitará dañar el acero inoxidable gracias a que la madera no ralla.

Paso 2. Usa una mezcla en función de la gravedad

Si la situación no es muy crítica puedes quitar el quemado con sal: cubre toda la cazuela con agua hirviendo y echa 3 ó 4 cucharadas de sal. Deja hirviendo durante 5 minutos y deja reposar una media hora.

Para situaciones mas extremas debemos emplear los siguientes métodos, siempre usando guantes para proteger nuestras manos:

✅ Agua y vinagre blanco

  1. Mezcla 3 partes de agua con una de vinagre
  2. Rellena la cacerola con la mezcla y ponlo a hervir
  3. Hierve a fuego lento durante 15 minutos
  4. Vigila la cacerola para que el líquido no se consuma
  5. Remueve constantemente la mezcla
  6. Enjuaga con agua fría
  7. Lava como haces normalmente

Este proceso también puede hacerse con un limón troceado en lugar del vinagre o ácido cítrico en polvo, son productos que todos tenemos en casa

✅ Bicarbonato y vinagre

  1. Mezcla 3 ó 4 cucharadas con agua agua
  2. Echa la mezcla en la olla
  3. Ponlo a hervir a fuego lento durante 15 minutos
  4. Remueve constantemente
  5. Aún estando caliente, frota con un estropajo
  6. Friega como lo harías normalmente

En este caso es recomendable aprovechar el calor del fuego para eliminar el quemado con eficacia, pero cuidado con frotar en caliente y quemarnos.

✅ Refresco de cola

Lo que comúnmente se conoce como Coca-cola, tiene tantos usos que ya se conoce como el desatascador de tuberías. Tiene tantas propiedades para la limpieza que muchas personas dudan de su impacto en el sistema digestivo.

Este paso es muy cómodo pues sólo tienes que rellenar toda la superficie quemada con este refresco y dejar actuar durante una horas, si desatasca tuberías ¿como no usarlo para limpiar ollas?

El poder de las burbujas tiene un efecto parecido al del vinagre y bicarbonato en conjunto, ayudan a desincrustar la grasa quemada y recuperar ollas que dábamos por perdidas.

Como veis, las opciones para limpiar una olla quemada son variadas y fáciles de aplicar, antes de renovar tus utensilios, prueba a aplicar éstos productos y déjate sorprender.

Limpiar una olla quemada por fuera

Las ollas y cazuelas no suelen acumular tanto quemado y grasa reseca como le ocurre a las sartenes, ya que el material exterior es diferente.

En cualquier caso se puede aplicar la técnica del desatascador de tuberías, no es corrosivo y asegura la eliminación de cualquier resto externo, bajo ningín concepto debe utilizarse en el interior de la cacerola.

Rocía agua hirviendo en un recipiente y echa un poco de desatascador. Sumerge el culo de la olla cubriendo toda la zona con grasa o quemado. Deja reposar por unos minutos y retira para limpiar como harías habitualmente.